Roedores

Eliomys Quercinus

Si los lagomorfos eran un orden clave para los ecosistemas extremeños, no lo son menos los roedores, que sirven de alimento a todo tipo de depredadores, grandes y pequeños, sean reptiles, rapaces o mamíferos. A continuación las especies más relevantes de roedores de Extremadura.

Lirón careto Eliomys Quercinus
Eliomys Quercinus
Lirón careto, Ángel Cañones

El lirón careto es un roedor peculiar que se caracteriza por su antifaz negro, es eminentemente nocturno e hiberna varios meses al año. Habita en bosques y zonas rocosas, refugiándose entre las propias rocas o en los troncos huecos de los árboles. Está presente en toda la comunidad pero su población está descendiendo en las últimas décadas. Se alimenta principalmente de frutos secos y cereales, aunque también puede comer invertebrados. Forma parte de la dieta de casi todas las rapaces nocturnas así como de otros depredadores.

Neverón de gredos Chionomys nivalis
Roedores de Extremadura
Neverón de gredos

Es el mayor de los topillos extremeños (de 45 a 70 gramos) y el único de los roedores de Extremadura que habita en alta montaña. Está presente en la zona de Gredos y es más bien escaso. Ocupa altitudes por encima de los 1000 metros, prefiere las zonas rocosas y las laderas orientadas al sur. Eminentemente herbívoro, en ocasiones complementa su dieta con algún insecto. Sus poblaciones son más bien escasas y apenas están interconectadas.

Rata de agua Arvícola sapidus
Arvícola sapidus
Rata de agua

Roedor con aspecto de topillo pero con un tamaño mucho más grande, es un habitante típico de ecosistemas acuáticos: ríos, arroyos y lagunas. Sus poblaciones están distribuidas por toda la región, si bien no suelen ser demasiado abundantes. Además del agua requiere una densa cobertura vegeal para refugiarse de sus depredadores. Se alimenta principalmente de plantas acuáticas visibles en la superficie como juncos y juncias, aunque también come especies herbáceas presentes en las riberas.

Ratón casero Mus musculus
Mus musculus
Ratón casero

Es el típico ratón que podemos encontrar en pueblos y ciudades, de pequeño tamaño, no suele superar los 30 gramos. Presente por toda la región, tiene una gran capacidad de adaptación, pudiendo adaptarse a todo tipo de ambientes. Aunque suele estar ligado al medio humano, en ocasiones podemos encontrar poblaciones alejadas en orillas de campos de cultivo. En medios humanizados se alimentan de cualquier tipo de materia orgánica, en el zonas silvestres sobre todo de semillas, frutos e invertebrados.

Ratón de campo Apodemus sylvaticus
Apodemus sylvaticus
Ratón de campo

De tamaño similar al ratón casero, aunque puede llegar hasta los 40 gramos en algunas zonas. Presente en toda la Península Ibérica y por tanto en Extremadura, se caracteriza por su color rojizo en los adultos. Su hábitat lo componen los matorrales y las zonas de cultivo, pero también podemos encontrarlo en parques y jardines. Su alimentación es más granívora que insectívora, aunque puede variarla en función de la disponibilidad.

Ratón moruno Mus spretus
Roedores de Extremadura
Ratón moruno

Ratón pequeño (<20 gramos), con hocico redondeado y pequeñas orejas. También presente por toda la región, se diferencia de Mus musculus por el hocico más chato y la cola más corta, además del tamaño. Es una especie silvestre típica de ambientes mediterráneos: matorral, praderas, dehesas, campos de cultivo… Al igual que sus congéneres su alimentación es más granívora que insectívora, aunque aprovechan todas las fuentes. Tiene un papel ecológico importante como dispersor de bellotas.

Topillo agreste Microtus agrestis
Roedores de Extremadura
Topillo agreste

Es un topillo de tamaño medio, abundante en el tercio norte de la península, pero que podemos encontrar también en el norte de Cáceres. Tiene predilección por praderas y herbazales espesos, aunque también podemos encontrarlo en lindes con bosques y matorrales. Se alimenta de brotes y tallos tiernos de herbáceas y algunas semillas.

Topillo de cabrera Microtus cabrerae
Microtus cabrerae
Topillo de cabrera

Es un topillo grande y robusto que puede pesar hasta 60 gramos. También lo encontramos en la mitad norte de la provincia de Cáceres ocupando zonas húmedas del ambiente mediterráneo. Come hierba verde todo el año así que sus poblaciones están muy ligadas a esta humedad. Juncales, pastizales verdes y en menor medida bosquecillos húmedos forman sus principales hábitats.

Topillo lusitano Microtus lusitánicus
Roedores de Extremadura
Topillo lusitano

Endemismo ibérico que habita en el tercio norte de la provincia de Cáceres, pero que también se ha detectado en el término de San Vicente de Alcántara. De pequeño tamaño, es herbívoro y de hábitos subterráneos. Es un buen excavador de galerías, aunque no tanto como el topillo mediterráneo. Prefiere las zonas húmedas y los suelos arcillosos y podemos encontrarlo hasta los 2000 metros de altitud.

Topillo mediterráneo Microtus duodecimcostatus
Microtus duodecimcostatus
Topillo mediterráneo, Alfonso Roldán Losada

Es un topillo un poco más grande que el lusitano, típico del matorral mediterráneo y zonas abiertas. De hábitos muy subterráneos, tiene los ojos pequeos y las orejas reducidas para adaptarse mejor a este medio. Es uno de los roedores de Extremadura más abundantes, lo podemos encontrar prácticamente a cualquier altitud, y su papel ecológico es fundamental como especie presa.

Agradecimientos a Ángel Cañones y a Alfonso Roldán Losada por el material fotográfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *