Insectívoros

Erinaceus europaeus

He decidido agrupar en este grupo a todas las especies de mamíferos insectívoros. En Extremadura tenemos especies presentes de 3 familias: erináceos (1 especie), tálpidos (2 especies) y sorícidos (6 especies).

Erináceos

Erizo europeo Erinaceus eurapaeus
Erinaceus europaeus
Erizo europeo, Alex Fabra

Es el único representante de la familia de los erináceos en Extremadura. Sus hábitos son sobre todo nocturnos. Habita principalmente en bosques, pastizales y áreas de cultivos, alimentándose de todo tipo de invertebrados. En las áreas más mediterráneas busca las zonas más húmedas. Todos los años hay un número importante de muertes por atropello. Aun así sus poblaciones se mantienen bastante estables y es uno de los insectívoros que se distribuyen por toda la región.

Tálpidos

Topo ibérico Talpa occidentalis
Talpa occidentalis
Topo ibérico

Habita mayormente en pastizales con suelos blandos, en los cuales excava sus galerías. También puede habitar en bosques con suelos bien formados de cierta profundidad. La mayor parte de su vida está bajo tierra por lo que apenas tiene desarrollado el sentido de la vista. Tienen predilección por las zonas de huerta en las cuales encuentran mucho alimento. Se alimenta de invertebrados (sobre todo lombrices) y algunas raíces, y se encuentra bien distribuido por la comunidad.

Desmán ibérico Galemys pyrenaicus
Galemys pyrenaicus
Desmán ibérico

Presente únicamente en el norte de la comunidad, en ríos y arroyos  bien conservados del sistema central. En ellos se alimenta de pequeños invertebrados asociados al medio acuático. Su presencia está condicionada por el estado de conservación de las aguas, requiere de aguas muy limpias. Es uno de los insectívoros más amenazados de Extremadura. Podemos localizarlo en los valles del Jerte, del Ambroz y la Vera. La presencia del visón americano resulta una amenaza para sus poblaciones.

Sorícidos, insectívoros de Extremadura

Musaraña de campo Crocidura suaveloens
Crocidura suaveloens
Musaraña de campo

Habita únicamente al norte de Cáceres en las sierras de Gata y Gredos. Se alimenta de pequeños invertebrados y muy rara vez de vertebrados diminutos. Sus poblaciones son bastante escasas. Las rapaces nocturnas son sus principales depredadores y es muy difícil de diferenciar de la musaraña gris.

Musaraña enana Sorex minutus
Sorex minutus
Musaraña enana

Está presente en el noreste de Cáceres en las cumbres más altas de la Vera, valles del Jerte y Ambroz. Esta diminuta musaraña no supera los 6,5 gramos de peso. Su alimentación es totalmente insectívora, sus poblaciones son muy escasas y desconocidas.

Musaraña gris Crocidura russula
Insectívoros de Extremadura
Musaraña gris

Es la musaraña más común de la península y se encuentra distribuida por toda la región. Su peso varía entre 7 y 14 gramos y se alimenta de insectos, lombrices y arañas. Tiene una buena capacidad de adapación y la podemos encontrar en múltiples ecosistemas. Entre ellos podemos destacar el bosque y el matorral mediterráneo, aunque también es frecuente en cultivos.

Musaraña ibérica Sorex granarius
Insectívoros de Extremadura
Musaraña ibérica

No supera los 8 gramos, y también es una especie bastante escasa. Sus poblaciones se concentran al norte de Cáceres, tanto en Gredos como en Gata. Complicada de localizar, se distribuye entre los 500 y los 2000 metros de altitud. Siempre está ligada a ambientes forestales. Podemos encontrarla en hayedos, pinares, robledales o encinares, y se alimenta de pequeños invertebrados.

Musgaño de cabrera Neomys anomalus

Es la única especie adaptada al medio acuático y también la más grande de las musarañas, pesando normalmente entre 9 y 16 gramos. Su pelaje es muy denso teniendo el dorso de color negro y el vientre prácticamente blanco. Se alimenta de invertebrados acuáticos aunque también de alevines de peces y renacuajos. Habita en ríos y arroyos del norte de Cáceres. No obstante también hay una pequeña población al sur de la provincia de Badajoz.

Musgaño enano Suncus etruscus
Suncus etruscus
Musgaño enano

Con un peso inferior a 3 gramos, este diminuto animal es el mamífero más pequeño de la península y por tanto la más pequeña de las musarañas de Extremadura. Habita típicamente en zonas mediterráneas, siendo especialmente abundante en olivares, viñedos, encinares, alcornocales y cultivos abandonados. Se alimenta de insectos, moluscos, lombrices y arañas y necesita ingerir el doble de su peso diariamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *