Roedores

Si los lagomorfos eran un orden clave para los ecosistemas extremeños, no lo son menos los roedores, que sirven de alimento a todo tipo de depredadores, grandes y pequeños, sean reptiles, rapaces o mamíferos. A continuación las especies más relevantes de roedores de Extremadura.

Lirón careto Eliomys Quercinus
Eliomys Quercinus
Lirón careto, Ángel Cañones

El lirón careto es un roedor peculiar que se caracteriza por su antifaz negro, es eminentemente nocturno e hiberna varios meses al año. Habita en bosques y zonas rocosas, refugiándose entre las propias rocas o en los troncos huecos de los árboles. Está presente en toda la comunidad pero su población está descendiendo en las últimas décadas. Se alimenta principalmente de frutos secos y cereales, aunque también puede comer invertebrados. Forma parte de la dieta de casi todas las rapaces nocturnas así como de otros depredadores.

Neverón de gredos Chionomys nivalis
Roedores de Extremadura
Neverón de gredos

Es el mayor de los topillos extremeños (de 45 a 70 gramos) y el único de los roedores de Extremadura que habita en alta montaña. Está presente en la zona de Gredos y es más bien escaso. Ocupa altitudes por encima de los 1000 metros, prefiere las zonas rocosas y las laderas orientadas al sur. Eminentemente herbívoro, en ocasiones complementa su dieta con algún insecto. Sus poblaciones son más bien escasas y apenas están interconectadas.

Rata de agua Arvícola sapidus
Arvícola sapidus
Rata de agua

Roedor con aspecto de topillo pero con un tamaño mucho más grande, es un habitante típico de ecosistemas acuáticos: ríos, arroyos y lagunas. Sus poblaciones están distribuidas por toda la región, si bien no suelen ser demasiado abundantes. Además del agua requiere una densa cobertura vegeal para refugiarse de sus depredadores. Se alimenta principalmente de plantas acuáticas visibles en la superficie como juncos y juncias, aunque también come especies herbáceas presentes en las riberas.

Ratón casero Mus musculus
Mus musculus
Ratón casero

Es el típico ratón que podemos encontrar en pueblos y ciudades, de pequeño tamaño, no suele superar los 30 gramos. Presente por toda la región, tiene una gran capacidad de adaptación, pudiendo adaptarse a todo tipo de ambientes. Aunque suele estar ligado al medio humano, en ocasiones podemos encontrar poblaciones alejadas en orillas de campos de cultivo. En medios humanizados se alimentan de cualquier tipo de materia orgánica, en el zonas silvestres sobre todo de semillas, frutos e invertebrados.

Ratón de campo Apodemus sylvaticus
Apodemus sylvaticus
Ratón de campo

De tamaño similar al ratón casero, aunque puede llegar hasta los 40 gramos en algunas zonas. Presente en toda la Península Ibérica y por tanto en Extremadura, se caracteriza por su color rojizo en los adultos. Su hábitat lo componen los matorrales y las zonas de cultivo, pero también podemos encontrarlo en parques y jardines. Su alimentación es más granívora que insectívora, aunque puede variarla en función de la disponibilidad.

Ratón moruno Mus spretus
Roedores de Extremadura
Ratón moruno

Ratón pequeño (<20 gramos), con hocico redondeado y pequeñas orejas. También presente por toda la región, se diferencia de Mus musculus por el hocico más chato y la cola más corta, además del tamaño. Es una especie silvestre típica de ambientes mediterráneos: matorral, praderas, dehesas, campos de cultivo… Al igual que sus congéneres su alimentación es más granívora que insectívora, aunque aprovechan todas las fuentes. Tiene un papel ecológico importante como dispersor de bellotas.

Topillo agreste Microtus agrestis
Roedores de Extremadura
Topillo agreste

Es un topillo de tamaño medio, abundante en el tercio norte de la península, pero que podemos encontrar también en el norte de Cáceres. Tiene predilección por praderas y herbazales espesos, aunque también podemos encontrarlo en lindes con bosques y matorrales. Se alimenta de brotes y tallos tiernos de herbáceas y algunas semillas.

Topillo de cabrera Microtus cabrerae
Microtus cabrerae
Topillo de cabrera

Es un topillo grande y robusto que puede pesar hasta 60 gramos. También lo encontramos en la mitad norte de la provincia de Cáceres ocupando zonas húmedas del ambiente mediterráneo. Come hierba verde todo el año así que sus poblaciones están muy ligadas a esta humedad. Juncales, pastizales verdes y en menor medida bosquecillos húmedos forman sus principales hábitats.

Topillo lusitano Microtus lusitánicus
Roedores de Extremadura
Topillo lusitano

Endemismo ibérico que habita en el tercio norte de la provincia de Cáceres, pero que también se ha detectado en el término de San Vicente de Alcántara. De pequeño tamaño, es herbívoro y de hábitos subterráneos. Es un buen excavador de galerías, aunque no tanto como el topillo mediterráneo. Prefiere las zonas húmedas y los suelos arcillosos y podemos encontrarlo hasta los 2000 metros de altitud.

Topillo mediterráneo Microtus duodecimcostatus
Microtus duodecimcostatus
Topillo mediterráneo, Alfonso Roldán Losada

Es un topillo un poco más grande que el lusitano, típico del matorral mediterráneo y zonas abiertas. De hábitos muy subterráneos, tiene los ojos pequeos y las orejas reducidas para adaptarse mejor a este medio. Es uno de los roedores de Extremadura más abundantes, lo podemos encontrar prácticamente a cualquier altitud, y su papel ecológico es fundamental como especie presa.

Agradecimientos a Ángel Cañones y a Alfonso Roldán Losada por el material fotográfico.

Lagomorfos

En este orden sólo tenemos 2 especies en la comunidad (conejos y liebres), que sin embargo son piezas clave en sus ecosistemas. Las poblaciones de muchos depredadores tanto terrestres como alados dependen de estos 2 lepóridos.

Conejo de campo Oryctolagus cuniculus

La regresión de las poblaciones del conejo de campo en las últimas décadas es uno de los mayores problemas ecológicos a los que se enfrentan los ecosistemas extremeños. El alto índice mortandad debido a las enfermedades, junto con la excesiva presión cinegética y / o predatoria hacen que hoy haya desaparecido de un gran número de territorios, siendo sus poblaciones muy escasas en otros.

Conejos y liebres
Conejo de campo, Isaac Fdez Galisteo

Tiene una capacidad reproductoria increíble así que sus poblaciones se están recuperando en algunas zonas. Estas zonas son aquellas  en las cuales la presión cinegética o la depredación están limitadas. Ejemplos de esto son los taludes de vías de tren y autovías, zonas semiurbanas, alrededores de pueblos grandes y ciudades…

Son muchos los esfuerzos que se han realizado para la recuperación de esta especie: modificación de hábitats, repoblaciones, vacunas, control de depredadores… Casi siempre con escasos resultados por lo cual su distribución es muy irregular. Aun así, está presente en la mayor parte de la región.

Liebre ibérica Lepus granatensis
Lepus granatensis
Liebre ibérica

Su importancia ecológica es menor que la su pariente el conejo, aunque cada vez es mayor. Sus poblaciones no se han visto tan reducidas, con lo cual ha ido cogiendo relevancia en la dieta de muchos depredadores, que antes comían conejos y liebres y ahora no encuentran conejos en muchas zonas. Su gran tamaño y su mayor velocidad no obstante no la convierten en una presa fácil. Presente en dehesas, pastizales y otros espacios abiertos, se adapta tanto a grandes llanuras sin árboles como al tipico bosque mediterráneo, aunque siempre prefiere zonas con un arbolado no muy denso.

De dieta exclusivamente herbívora, es capaz de reproducirse más de una vez al año si hay alimento suficiente. Es muy típico observarla por los caminos de tierra, especialmente al atardecer, pues sus hábitos son más nocturnos que diurnos.

Quirópteros

Extremadura es también una de las comunidades con mayor variedad de quirópteros (comunmente, denominados murciélagos). De las 30 especies presentes en a península, en Extremadura habitan 25. A continuación citamos a los más destacados.

Sus grandes problemas de conservación son la disponibilidad limitada de refugios y la pérdida de calidad de sus principales hábitat. Sus principales depredadores son las rapaces nocturnas. No obstante, cuando están hibernando en cuevas, también pueden aparecer puntualmente otros depredadores como gatos o culebras.

Especies cavernícolas

Murciélago de cueva Miniopterus schreibersii
Miniopterus schreibersii
Murciélago de cueva

Esta especie es más frecuente en la provincia de Cáceres que en la de Badajoz. Su estado de conservación es delicado, aunque no está en peligro actualmente. De tamaño medio, es fácil de identificar por su hocico chato y diminutas orejas. Utiliza refugios subterráneos en los que se pueden concentrar grupos de centenares de individuos apiñados.

Murciélago enano y Murciélago de cabrera Pipistrellus pipistrellus y Pipistrellus pygmaeus
Pipistrellus pipistrellus
Murciélago enano

Son dos especies muy similares que fueron separadas a finales del siglo XX. Ambas son murciélagos de Extremadura muy pequeños, no superan los 5 cm de longitud y presentan un pelaje liso y pardo. Pipistrellus pygmaeus suele tener el hocico más claro. Ambas se reparten por todo el territorio extremeño, incluidos ambientes urbanos, en los cuales Pipistrellus pygmaeus es más abundante. Las dos especies se alimentan de insectos, principalmente dípteros y se refugian en pequeñas fisuras, tanto en edificios como en hoquedades de árboles.

Murciélago grande de herradura Rhinolophus ferrumequinum
Rhinolophus ferrumequinum
Mucielago grande de herradura

Este murciélago, considerado sensible a la alteración de su hábitat, se distribuye por toda la región. Se alimenta de insectos voladores y forma colonias numerosas. De tamaño medio (de 15 a 30g) suele hibernar bajo tierra. El resto del año se localiza en refugios muy variados: desvanes, cavidades, túneles…

Muciélago hortelano y murciélago hortelano mediterráneo Eptesicus serotinus y Eptesicus isabellinus
Eptesicus serotinus
Murciélago hortelano

Hasta hace unos pocos años se creían una sóla especie, pues sus diferencias son tremendamente sutiles. Ambos son murciélagos de buen tamaño, entre 13 y 24 gramos, con coloración variable, entre pardo rojizo y rubio. Los ejemplares de Eptesicus isabellinus suelen tener una coloración más clara. Ambos se refugian en construcciones humanas, fisuras de rocas e incluso árboles. Su hábitat es muy variado, desde zonas agro-ganaderas hasta bordes forestales, cursos fluviales, incluso parques y jardines. Se alimentan de insectos de gran tamaño y se distribuyen por toda Extremadura.

Murciélago mediano de herradura Rhinolophus mehelyi

Otra especie en peligro de extinción, de distribución prácticamente idéntica a la del murciélago mediterráneo de herradura. Su tamaño también es muy similar (de 10 a 18 gramos). Ambas especies suelen permanecer alejadas de núcleos rurales, pues no se encuentran cómodas con la presencia humana.

Murciélago mediterráneo de herradura Rhinolophus euryale
Murciélagos de Extremadura
Murciélago mediterráneo de herradura

En peligro de extinción, la mayor parte de sus poblaciones se encuentran en los extremos de la comunidad. Noroeste de cáceres, Suroeste de Badajoz, oeste de la región en la zona de Tajo Internacional y las Villuercas albergan los principales núcleos. También cavernícola, su tamaño medio es de 8 a 18 gramos y es fácilmente confundible con el murciélago mediano de herradura.

Murciélago montañero Hypsugo savii

Murciélago de pequeño tamaño, poco más grande que Pipistrellus pipistrellus y está asociado a grandes superficies montañosas. Se caracteriza por tener un pelaje largo y lustroso, en colores variables desde el pardo hasta el rubio, teniendo las zonas desprovistas de pelo negruzcas. Suele refugiarse en fisuras de rocas, aunque también puede hacerlo en edificios. Se alimenta de insectos alados, tanto en los valles como en las laderas de las montañas, llegando incluso a los prados montanos de las cumbres. Podemos encontrarlo en las sierras de Gata, Gredos y Villuercas.

Murciélago pequeño de herradura Rhinolophus hipposideros
Rhinolophus hipposideros
Murciélago pequeño de herradura

En categoría vulnerable, su población no es muy abundante, pero se distribuye por toda la región. Es prácticamente una réplica en miniatura del murciélago grande de herradura.Es uno de los murciélagos de Extremadura más pequeños (de 4 a 9 gramos). Se refugia en cuevas, minas y construcciones humanas y prefiere las zonas forestales o de matorral con cierto grado de humedad.

Murciélago rabudo Tadarida teniotis

Murciélago de gran tamaño (entre 22 y 55 gramos) que se caracteriza por sus grandes orejas redondeadas. En la naturaleza se refugia en fisuras de cortados rocosos, pero se ha adaptado muy bien a los núcleos urbanos, refugiándose en construcciones humanas. Es el murciélago con menor capacidad de maniobra, por lo cual se instala en refugios de fácil acceso y suele cazar a varios cientos de metros de altura. Se distribuye por todo el territorio extremeño.

Murciélago ratonero grande Myotis myotis
Murciélagos de Extremadura
Murciélago ratonero grande

Esta especie, sensible a la alteración del hábitat, se distribuye aún por toda la región, principalmente en sus extremos. Su tamaño es «grande», estos murciélagos pueden pesar de 20 a 35 gramos. También son cavernícolas aunque podemos encontrarlos además en puentes y algunas edificaciones.

Murciélago ratonero mediano Myothis blythii
Murciélagos de Extremadura
Murciélago ratonero mediano

Especie también sensible a la alteración del hábitat, sus poblaciones son muy escasas. Encontramos los principales reductos al oeste y noroeste de la región. Comparte hábitat con el murciélago grande, pero su tamaño es ligeramente inferior y sus poblaciones mucho más reducidas.

Murciélago ratonero pardo Myotis emarginatus
Murciélagos de Extremadura
Murciélago ratonero pardo

Es un murciélago de talla mediana (pesa entre 7 y 15 gramos) que presenta una escotadura en el borde de la oreja. Se caracteriza además por su pelaje de aspecto lanoso y una coloración amarillo / rojiza en el dorso. Habita preferentemente en bosques y sotos de ribera, pues tienen un vuelo lento pero con gran capacidad de maniobra. Se alimenta de todo tipo de artrópodos que captura principalmente en vuelo. No es especialmente abundante pero tampoco se encuentra seriamente amenazado y sus principales poblaciones están al norte y este de Cáceres.

Murciélago ratonero ribereño Myotis daubentonii
Myotis daubentonii
Murciélago ratonero ribereño

Es otro murciélago del género Myotis de tamaño medio y que puede presentar 2 tipos de coloraciones: una con dorso castaño y vientre blanquecino y otra negruzco con vientre grisáceo. Se distribuye por toda la región, aunque es escaso al sur de Badajoz y se alimenta de una gran variedad de invertebrados. Es una especie muy ligada a los cursos fluviales, tanto ríos y arroyos como embalses, ya que se alimenta cerca de la superficie del agua.

Especies forestales. Murciélagos de Extremadura

Barbastela Barbastella barbastellus
Murciélagos de Extremadura
Barbastela, Ján Svetlík

Especie muy rara en la comunidad, encontramos algunos individuos al norte de la misma en la zona de Hervás, Baños de Montemayor, la Garganta… De tamaño medio, sus orejas «cuadradas» y su pelaje oscuro le confieren un aspecto inconfundible. Muestra preferencia por zonas frescas, principalmente bosques maduros de roble, castaño y pino.

Murciélago de borde claro Pipistrellus kuhlii
Murciélago de borde claro

Un poco más robusto que el resto de los murciélagos del género Pipistrellus, su coloración varía entre pardo rojizo y pardo claro. De hábitos fisurícolas, se extiende por toda la región gracias a su buena capacidad de adaptación y su población se considera abundante. Se alimenta de invertebrados voladores en todo tipo de biotopos y es frecuente en dehesas, medios rurales y riberas.

Murciélago ratonero bigotudo Myotis mystacinus
Myotis mystacinus
Murciélago ratonero bigotudo

Es uno de los murciélagos de Extremadura más pequeños. De pelaje largo y encrespado, la coloración puede variar entre el pardo rojizo y pardo grisáceo. Su distribución en Extremadura es muy restringida, estando presente únicamente en grandes relieves al norte de Cáceres. Los valles del Ambroz, del Jerte y la Vera albergan sus principales poblaciones. También está presente en la parte más noroccidental de Gata.

Murciélago ratonero forestal Myotis bechsteinii
Murciélagos de Extremadura
Murciélago ratonero forestal

Otro de los murciélagos de Extremadura en peligro de extinción. Está presente sobre todo en la provincia de Cáceres, tanto en la zona norte como en la este y la oeste, siendo más escaso en el centro. De tamaño medio y con grandes orejas, es muy dependiente de los bosques maduros de caducifolias. Aquí se alimenta de pequeños invertebrados voladores.

Nóctulo grande Nyctalus lasiopterus
Murciélagos de Extremadura
Nóctulo grande

Es el mayor de los murciélagos de Extremadura (y de Europa), pesando normalmente entre 40 y 75 gramos. Posee un pelaje lustroso de color castaño rojizo y tiene las orejas cortas y anchas. Habita en bosques maduros, con árboles de buen porte y buena disponibilidad de huecos en los que se refugia. Se alimenta de presas de gran tamaño, llegando a ser capaz de capturar pequeños pajarillos. Hay un importante núcleo reproductor en la zona de Hervás y está catalogado como una especie vulnerable.

Nóctulo pequeño Nyctalus leisleri

Murciélago de tamaño medio, de apariencia similar al nóctulo grande que habita en las sierras medias y altas de Extremadura. Caza en espacios arbolados semiabiertos, por encima del dosel arbóreo, sobre todo insectos voladores como mariposas o escarabajos. Se refugia en oquedades de árboles y utiliza también las cajas refugio cuando están presentes. Se considera frecuente en las masas forestales de caducifolias y actualmente no se encuentra especialmente amenazado.

Orejudo dorado Plecotus auritus
Plecotus auritus
Orejudo dorado

Esta especie de murcielago se caracteriza por sus ojos y orejas grandes. Similar al orejudo gris, se diferencia de este en su coloración dorada en el dorso y vientre blanquecino. Muy escaso en la región, sólo hay algunas poblaciones fragmentadas en los bosques del norte de Cáceres, tanto en Gata como en Gredos. Habita en bosques caducifolios de montaña, sobre todo por encima de los 900 metros de altitud. Se alimenta de invertebrados tanto voladores como terrestres.

Orejudo gris Plecotus austriacus
Plecotus austriacus
Orejudo gris

Muy similar al orejudo dorado, además de otra sutilezas se diferencia en la coloración, teniendo el dorso gris y siendo más oscuro en general. Generalmente lo encontramos asociado a zonas rurales, en las que aprovecha oquedades de edificios para refugiarse. Habita en zonas en las cuales podamos encontrar mosaicos de cultivos y arboledas no muy espesas. Se alimenta principalmente de invertebrados alados y es relativamente común. Está presente en diferentes zonas tanto de la provincia de Cáceres como de la de Badajoz.

Insectívoros

He decidido agrupar en este grupo a todas las especies de mamíferos insectívoros. En Extremadura tenemos especies presentes de 3 familias: erináceos (1 especie), tálpidos (2 especies) y sorícidos (6 especies).

Erináceos

Erizo europeo Erinaceus eurapaeus
Erinaceus europaeus
Erizo europeo, Alex Fabra

Es el único representante de la familia de los erináceos en Extremadura. Sus hábitos son sobre todo nocturnos. Habita principalmente en bosques, pastizales y áreas de cultivos, alimentándose de todo tipo de invertebrados. En las áreas más mediterráneas busca las zonas más húmedas. Todos los años hay un número importante de muertes por atropello. Aun así sus poblaciones se mantienen bastante estables y es uno de los insectívoros que se distribuyen por toda la región.

Tálpidos

Topo ibérico Talpa occidentalis
Talpa occidentalis
Topo ibérico

Habita mayormente en pastizales con suelos blandos, en los cuales excava sus galerías. También puede habitar en bosques con suelos bien formados de cierta profundidad. La mayor parte de su vida está bajo tierra por lo que apenas tiene desarrollado el sentido de la vista. Tienen predilección por las zonas de huerta en las cuales encuentran mucho alimento. Se alimenta de invertebrados (sobre todo lombrices) y algunas raíces, y se encuentra bien distribuido por la comunidad.

Desmán ibérico Galemys pyrenaicus
Galemys pyrenaicus
Desmán ibérico

Presente únicamente en el norte de la comunidad, en ríos y arroyos  bien conservados del sistema central. En ellos se alimenta de pequeños invertebrados asociados al medio acuático. Su presencia está condicionada por el estado de conservación de las aguas, requiere de aguas muy limpias. Es uno de los insectívoros más amenazados de Extremadura. Podemos localizarlo en los valles del Jerte, del Ambroz y la Vera. La presencia del visón americano resulta una amenaza para sus poblaciones.

Sorícidos, insectívoros de Extremadura

Musaraña de campo Crocidura suaveloens
Crocidura suaveloens
Musaraña de campo

Habita únicamente al norte de Cáceres en las sierras de Gata y Gredos. Se alimenta de pequeños invertebrados y muy rara vez de vertebrados diminutos. Sus poblaciones son bastante escasas. Las rapaces nocturnas son sus principales depredadores y es muy difícil de diferenciar de la musaraña gris.

Musaraña enana Sorex minutus
Sorex minutus
Musaraña enana

Está presente en el noreste de Cáceres en las cumbres más altas de la Vera, valles del Jerte y Ambroz. Esta diminuta musaraña no supera los 6,5 gramos de peso. Su alimentación es totalmente insectívora, sus poblaciones son muy escasas y desconocidas.

Musaraña gris Crocidura russula
Insectívoros de Extremadura
Musaraña gris

Es la musaraña más común de la península y se encuentra distribuida por toda la región. Su peso varía entre 7 y 14 gramos y se alimenta de insectos, lombrices y arañas. Tiene una buena capacidad de adapación y la podemos encontrar en múltiples ecosistemas. Entre ellos podemos destacar el bosque y el matorral mediterráneo, aunque también es frecuente en cultivos.

Musaraña ibérica Sorex granarius
Insectívoros de Extremadura
Musaraña ibérica

No supera los 8 gramos, y también es una especie bastante escasa. Sus poblaciones se concentran al norte de Cáceres, tanto en Gredos como en Gata. Complicada de localizar, se distribuye entre los 500 y los 2000 metros de altitud. Siempre está ligada a ambientes forestales. Podemos encontrarla en hayedos, pinares, robledales o encinares, y se alimenta de pequeños invertebrados.

Musgaño de cabrera Neomys anomalus

Es la única especie adaptada al medio acuático y también la más grande de las musarañas, pesando normalmente entre 9 y 16 gramos. Su pelaje es muy denso teniendo el dorso de color negro y el vientre prácticamente blanco. Se alimenta de invertebrados acuáticos aunque también de alevines de peces y renacuajos. Habita en ríos y arroyos del norte de Cáceres. No obstante también hay una pequeña población al sur de la provincia de Badajoz.

Musgaño enano Suncus etruscus
Suncus etruscus
Musgaño enano

Con un peso inferior a 3 gramos, este diminuto animal es el mamífero más pequeño de la península y por tanto la más pequeña de las musarañas de Extremadura. Habita típicamente en zonas mediterráneas, siendo especialmente abundante en olivares, viñedos, encinares, alcornocales y cultivos abandonados. Se alimenta de insectos, moluscos, lombrices y arañas y necesita ingerir el doble de su peso diariamente.

Carnívoros

En Extremadura podemos encontrar la mayoría de las especies de carnívoros de la península ibérica. Su actividad es básicamente nocturna, aunque también pueden ser avistados de día, sobre todo al amanecer y al atardecer.

Comadreja Mustela nivalis
Mustela nivalis
Comadreja

Es el más pequeño de los carnívoros de Extremadura y se encuentra bien distribuido por toda la región. Podemos encontrarlo tanto en bosques como en campos de cultivo y prados, siempre que tenga refugio a mano. En ocasiones se acerca a núcleos rurales, en busca de mayor abundancia de presas. De actividad diurna, podemos observarla en los típicos muros de piedra cercanos a cultivos de cereal. Aquí caza ratones y topillos, su principal fuente de comida. Pese a su pequeño tamaño (menos de 250 gramos) es capaz de cazar presas del tamaño de un conejo adulto.

Garduña Martes foina
Martes foina
Garduñas

Pequeño carnívoro bien distribuido por Extremadura, sus poblaciones están en clara expansión. Su dieta es omnívora, además de pequeños animales aprovecha frutos que se encuentra tanto en el monte como en huertas. Las áreas de bosque y matorral mediterráneo son sus predilectas, y sus hábitos más bien nocturnos. En muchas ocasiones se acerca a zonas rurales: establos, graneros, naves de ganado, gallineros… Es frecuente ver ejemplares atropellados en las carreteras, sobre todo ejemplares jóvenes en dispersión.

Gato montés europeo Felis silvestris
Carnívoros de Extremadura
Gato montés

Pese a ser una especie escasa, en Extremadura hay una buena población. Podemos encontrarlo por toda la región, en zonas de bosque y matorral mediterráneo. Tiende a huir de las zonas antropizadas, aunque a veces puede hibridarse con el gato doméstico. Muy esquivo y de hábitos nocturnos, de día suele descansar en lo alto de alguna encina o cobijado en matorrales espesos. Se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles… en zonas alejadas de pueblos y ciudades.

Gineta Genetta genetta
Genetta genetta
Gineta, Fernando Mostacero

Es el carnívoro de Extremadura más ágil y es típico del bosque mediterráneo. Excelente trepador, necesita zonas con arbolado para estar cómodo. Encuentra su hábitat ideal en bosques de roble, encina, alcornoque o pino. Allí se alimenta de todo tipo de animales: aves, mamíferos, invertebrados… y complemena su dieta con fruta. Su presencia es fácilmente detectable porque acumula excrementos en letrinas. De hábitos nocturnos, es complicado su avistamiento aunque podemos sorprenderlas cruzando alguna carretera.

Lince Ibérico Lynx pardinus
Carnívoros de Extremadura
Lince ibérico, Ángel Cañones

Es el carnívoro más icónico tanto de la región como de la península ibérica. Desgraciadamente es conocido por su delicado estado de conservación. Por suerte sus poblaciones comienzan a recuperarse y en Extremadura la población ya ronda los 100 ejemplares. Están distribuidos principalmente por los valles del Matachel, Hornachos-Alange, Valdecigüeñas, Ortiga y Valdecañas-Ibores.

Su avistamiento es muy complicado debido a la escasez de individuos. Los ejemplares juveniles están más activos durante el día que los adultos. No obstante en invierno y en los días lluviosos, presentan mayores índices de actividad. En verano, por contra, son mucho más nocturnos y aprovechan para descansar durante el día.

Meloncillo Herpestes ichneumon
Herpestes ichneumon
Meloncillo

De hábitos más diurnos que otros carnívoros de Extremadura, esta especie de mangosta se está extendiendo por todo el país. Pesente desde hace tiempo en toda la región, su población es un carnívoro bastante común. Tiene predilección por zonas de monte bajo, en las cuales podemos sorprenderle buscando pequeños gazapos, reptiles, roedores o invertebrados.

Nutria Lutra lutra
Lutra lutra
Nutria, Fernando Mostacero

Al igual que la mayoría de los carnívoros de Extremadura, en su día estuvo amenazada al ser considerada una «alimaña» y fue objeto de una gran presión cinegética. Hoy día sus poblaciones están en clara expansión, estando presente en la mayoría de ríos y embalses. Allí se alimenta de todo tipo de animales: peces, cangrejos, anfibios, aves acuáticas… Aunque parezca increíble, las ciudades de Mérida o Badajoz son 2 estupendos puntos para avistarla. Asociada siempre a ecosistemas acuáticos, es frecuente verlas a plena luz del día nadando por las orillas.

Tejón Meles meles
Carnívoros de Extremadura
Tejón

Distribuido por toda la península ibérica, también así por Extremadura. Su presencia es fácilmente detectable por las «tejoneras», grandes madrigueras que excava en el suelo. Sale de ellas casi exclusivamente por las noches para alimentarse de todo lo que encuentra: frutos, cereales, plantas, pequeños roedores, invertebrados… Junto con el lince son los carnívoros más grandes de Extremadura.

Turón Mustela putorius
Mustela putorius
Turón

Este mustélido no es muy abundante pero se encuentra ampliamente distribuido por la región, siempre asociado a ecosistemas acuáticos. Es complicado verle a plena luz del día salvo en la época de celo, en la cual podemos sorprenderle soleándose. Al igual que el visón americano se alimenta de todo tipo de  pequeños vertebrados presentes en los ríos y ecosistemas cercanos.

Visón americano Mustela vison
Mustela vison
Visón americano

Mamífero introducido, procedente de escapes de granja. Actualmente hay una población asentada al noreste de la comunidad, siempre ligado a medios acuáticos. Podemos encontrarnos con él en la cuenca norte del Tajo (Ambroz, Jerte y Tiétar). Allí impacta negativamente en las poblaciones del desmán ibérico por depredación. Se alimenta de todo tipo de vertebrados presentes en los ecosistemas fluviales.

Zorro rojo Vulpes vulpes
Carnívoros de Extremadura
Zorro rojo, Isaac Fdez Galisteo

Este cánido posee una gran capacidad de adaptación y podemos observarlo en casi todos los ecosistemas de la comunidad. De hábitos sobre todo nocturnos y crepusculares, también puede ser avistado de día en zonas en las que tenga pocas molestias. Es un gran oportunista y es capaz de aprovechar cualquier fuente de comida. Sobre todo pequeños roedores, huevos de aves que anidan en el suelo, frutas… Pero también es capaz de dar caza a animales mayores como conejos y liebres. Un consejo para observarlo en los meses más cálidos es situarse cerca de un punto de agua al atardecer. En estos meses en cuanto cae la noche acuden a beber agua antes de iniciar sus excursiones.

Agradecimientos a Ángel Cañones y a Fernando Mostacero por las fotos

Herbívoros

En este orden encontramos los grandes herbívoros de Extremadura, algunos de ellos realmente abundantes en la comunidad.

Arrui Ammotragus lervia
Grandes herbívoros
Arrui, Ángel Cañones

Originario del norte de África, esta especie de óvido también conocida como Muflon del Atlas está presente hoy en algunos cotos de caza mayor, en los cuales ha sido introducido. Se desconoce aún el impacto que puede tener su población en los ecosistemas extremeños, pues tiene una capacidad reproductiva muy alta. En la Sierra de Pela hay varios cotos de caza que han realizado sueltas de esta especie.

Cabra montés Capra pyrenaica
Grandes herbívoros de Extremadura
Cabra montés, Ángel Cañones

Esta especie de cabra está presente al norte de la comunidad, en las zonas más montañosas de la sierra de Gredos y las Hurdes. Los ejemplares presentes en la comunidad pertenecen a la subespecie Capra pyrenaica victoriae. De hábitos diurnos, podremos observarla en los pastos y matorrales de las zonas más altas de las sierras citadas anteriormente.

Ciervo rojo Cervus elaphus
Cervus elaphus
Ciervo rojo Ángel Cañones

Es el cérvido más abundante de la región en la que se encuentra ampliamente distribuido por todo tipo de ecosistemas: bosque y matorral mediterráneo, dehesas, zonas montañosas… Fácil de observar en muchas dehesas durante el crepúsculo, la mejor manera de hacerlo es desde un vehículo a poca velocidad por caminos de tierra. Monfragüe o la Sierra de San Pedro tienen densidades muy altas

Corzo Capreolus capreolus
Grandes herbívoros
Corzo

Generalmente lo encontramos en ecosistemas forestales, siendo el más pequeño de los grandes herbívoros de la región. Está en franca expansión, tanto en Extremadura como en el resto del país, aunque en Extremadura no es tan abundante como por ejemplo en las dos Castillas. Presente principalmente al este de la comunidad, podremos verlo casi siempre asociado a zonas boscosas. Los ecotonos entre el monte y las zonas de pastos son zonas propicias para avistarlo.

Gamo Dama dama
Dama dama
Gamo, Mariano Cordero

Especie en expansión en la comunidad, favorecida por las sueltas en cotos de caza mayor para su aprovechamiento cinegético. Los machos se caracterizan por tener los cuernos palmeados y motas blancas en el cuerpo. Al igual que el venado, es otro de los grandes herbívoros cuyo avistamiento es más probable en zonas de dehesa tanto al amanecer como al atardecer. La Sierra de San Pedro o las proximidades del embalse de Alcántara son buenas opciones para observarlo.

Jabalí Sus scrofa
Sus scrofa
Jabalí Mariano Cordero

Muy abundante en toda la región, se adapta a todo tipo de ecosistemas, incluyendo los más antropizados como zonas de cultivo. Es un mamífero que se alimenta de todo lo que encuentra: plantas, frutas, bulbos, carroña, huevos… Muy abundante por toda la región, sus costumbres son principalmente nocturnas, aunque los días lluviosos pueden tener algo de actividad durante el día.

Muflón Ovis gmelini
Ovis musimon
Muflones, Ángel Cañones

Introducido en la comunidad con fines cinegéticos, actualmente está presente en un buen número de cotos de caza mayor. De hábitos también diurnos, esta «oveja salvaje» gusta de pastar en la laderas empinadas de bosques mediterráneos y dehesas. Los machos son muy vistosos presentando una gran cornamenta curvada. Las orillas del embalse de Alcántara una vez más son una buena zona para observarlo, pues numerosas fincas de caza lindan con el agua.

Agradecimientos a Mariano Cordero y a Ángel Cañones por las fotografías.