Aves esteparias

Pterocles orientalis

También son múltiples las aves esteparias que habitan en las grandes llanuras, pastizales, zonas de cultivo… a continuación las más destacadas.

Alcaraván Burhinus oedicnemus
Burhinus oedicnemus
Alcaraván, Jorge Lázaro

Esta curiosa ave, de hábitos crepusculares y nocturnos, se alimenta principalmente de pequeños invertebrados en llanuras, pastizales y áreas de cultivo de secano. Durante los meses de invierno se agrupan en dormideros y debido a sus costumbres los mejores momentos para obsevarlos son el amanecer y el atardecer. Los Llanos de Cáceres y Trujillo, Vegas Altas del Guadiana, Campiña Sur, la Serena y la Albuera, así como los entornos de Orellana y Sierra Brava son las mejores zonas para observarlo, junto con otras aves esteparias.

Alondra común Alauda arvensis
Alauda arvensis
Alondra común

De un tamaño similar a un gorrión, es una de las aves más típicas de los campos abiertos de Extremadura. Presenta un pequeño moño que puede mostrar o no dependiendo de su estado de ánimo. Se alimenta principalmente de semillas, restos vegetales e insectos. Muy común en cualquier zona desarbolada: cultivos, pastizales, páramos… incluso en zonas de matorral bajo. Su población es abundante en toda la región.

Avefría europea Vanellus vanellus
Vanellus vanellus
Avefría, Álvaro de las Heras

Otra de las aves esteparias más comunes en la región, aunque también podría incluirse dentro de las acuáticas por su predilección por las zonas húmedas. Acude en grandes bandos durante la época invernal inundando prados, dehesas y pastizales con hierba baja.  Se alimenta de lombrices y pequeños invertebrados. Algunas parejas se quedan durante todo el año y se reproducen en la comunidad. Podemos observarla por toda la región, aunque la Campiña Sur, la Serena, la ZEPA de Alange, la Albuera, entorno de Orellana y Sierra Brava, llanos de Cáceres, Magasca y Trujillo son las mejores áreas.

Avutarda Otis tarda
Otis tarda
Avutarda, Jose Antonio Lagier

La avutarda es el ave más grande de la península ibérica, y también en Extremadura encontramos sus principales poblaciones. Habita en grandes llanuras desarboladas y cultivos extensivos tanto de secano como de regadío. Es muy desconfiada y la mejor manera de observarla es desde un vehículo. Sus principales núcleos poblacionales están en la Albuera, los llanos de Cáceres, la Serena y las dehesas situadas al oeste del embalse de Arroyo Conejos, en Llerena.

Calandria Melanocorypha calandra
Melanocorypha calandra
Calandria

Es la mayor de los aláudidos extremeños, de tamaño un poco mayor a una cogujada. Se caracteriza por las manchas negras que tiene a ambos lados del cuello y se alimenta de insectos, gusanos, lombrices y semillas. Tiene predilección por los cultivos de secano, pastizales, barbechos y campos desarbolados. Se distribuye por toda la región y no se encuentra amenazada, aunque las prácticas agrícolas modernas están influyendo negativamente en sus poblaciones.

Carraca europea Coracias garrulus
Coracias garrulus
Carraca europea, Jorge Lázaro

La carraca es un ave muy desconocida, que habita en las grandes llanuras Extremeñas con escaso o nulo arbolado. Del tamaño de una grajilla, y de alimentación insectívora, nos visita en primavera y verano para reproducirse. Es inconfundible gracias a sus vistosos colores verdes y azules y su población es cada vez más escasa. La zona de los Llanos de Cáceres, Magasca y Trujillo es una muy buena zona para verla, ya que aprovechan las cajas nidos que hay instaladas en los postes de la luz cercanos.

Chotacabras cuellirrojo Caprimulgus ruficollis
Aves esteparias
Chotacabras cuellirojo

Mucho más común que su pariente, se diferencia principalmente por sus tonos más rojizos y su tamaño un poco mayor. Se distribuye prácticamente por toda la comunidad y tiene costumbres muy similares, frecuentando campos abiertos con vegetación arbustiva dispersa. También podemos observarlo en los linderos de los bosques. Al igual que el europeo, la mejor manera de avistarlo es buscarlo por los caminos al anochecer o al amanecer.

Chotacabras europeo Caprimulgus europaeus
Aves esteparias
Chotacabras europeo

Este extraño animal, del tamaño de una tórtola, tiene las alas y la cola tan largas que parece mucho más grande. Se encuentra en Extremadura durante la época de reproducción. Se alimenta de insectos desde que cae la tarde hasta que amanece, durante el día permanece inmóvil en el suelo y su plumaje realmente mimético le convierte en un ave muy difícil de observar. La mejor manera de avistarlo es buscarlo por los caminos de tierra durante el crepúsculo. El extremo norte de Cáceres junto con Monfragüe y Villuercas son los mejores puntos para observarlo.

Codorniz Coturnix coturnix
Coturnix coturnix
Codorniz

Es la más pequeña de las galliformes de la península, de tamaño poco mayor que un mirlo. Es migratoria y nos visita en primavera y verano para criar, aunque hay un porcentaje de individuos sedentarios que cada vez es mayor. Se alimenta principalmente de semillas e insectos y se distribuye por toda la región. Sus poblaciones se han reducido mucho en las últimas décadas debido a los cambios en las prácticas agrícolas y a la caza. Frecuenta cultivos de regadío aunque también podemos encontrarla en pastizales o cultivos de secano siempre que haya agua cerca.

Cogujada común Galérida cristata
Galerida cristata
Cogujada común, Álvaro de las Heras

Es uno de los habitantes más típicos y característicos de las áreas abiertas de la región. Muy habitual en zonas de cultivo, barbechos, páramos y demás llanuras con poca cobertura vegetal. Es muy típico verla por los caminos rurales en busca de pequeñas semillas o invertebrados. Es uno de los pájaros más abundantes en estos ecosistemas, aunque también se ha visto afectado negativamente por los cambios de las prácticas agrícolas.

Collalba rubia Oenante hispánica
Aves esteparias
Collalba rubia, Álvaro de las Heras

Este pajarillo del tamaño de un gorrión frecuenta los espacios abiertos de toda la comunidad. Se alimenta de todo tipo de pequeños invertebrados. Nos visita durante los meses de verano, pasando los inviernos en el norte de África y es relativamente confiada así que permitirá que nos aproximemos bastante.

Ganga ibérica Pterocles alchata
Pterocles alchata
Ganga ibérica, Mariano Cordero

Esta bella ave, del tamaño de una paloma, es típica de zonas semiáridas, estepas y cultivos de secano y su alimentación es casi exclusivamente granívora.. Al anidar en el suelo, la modificación de las prácticas agrícolas es una de sus principales amenazas y sus poblaciones están en clara recesión. Menos frecuente que su pariente la Ortega, las mejores zonas para observarla son los llanos de Cáceres y Trujillo, la Moheda Alta, la Campiña y la Serena.

Ganga ortega Pterocles orientalis
Pterocles orientalis
Ganga ortega

Al igual que su compañera, también se encuentra en franco declive. Se diferencia de la ganga ibérica por tener colores menos llamativos, ser un poco más grande, tener las plumas de la cola más cortas y tener el vientre negro. Comparten hábitats y podemos observarla prácticamente en las mismas zonas y además en los llanos de Cáceres, la Albuera y la Campiña sur.

Grulla común Grus grus
Aves esteparias
Grullas, Álvaro de las Heras

Una de las aves más grandes de Extremadura, en invierno visitan la comunidad decenas de miles de ejemplares (es su principal cuartel de invernada), llenando de vida las dehesas, lagunas y arrozales. Se alimenta de bellotas, semillas, invetebrados… y es muy común verla en sus desplazamientos diarios desde sus dormideros hacia sus zonas de almientación. Podemos verla por toda la comunidad, en los ecosisemas citados arriba.

Sisón común Tetrax tetrax
Tetrax tetrax
Sisón común, Jorge Lázaro

Catalogado como en peligro de extinción en Extremadura desde 2016, su declive poblacional en las 2 últimas décadas ha sido impresionante. Las modernas prácticas agrícolas le perjudican mucho y cada vez son más raros los avistamientos. Su principal hábitat son las llanuras cerealistas y las estepas desarboladas, y las mayores concentraciones las encontramos en la Campiña Sur, la Serena, la Albuera, la zona de Orellana y los llanos de Cáceres.

Tarabilla común Saxícola rubicola
Aves esteparias
Tarabilla común, Manuel Martin

Pequeño pajarillo de tamaño algo menor que un gorrión, es típico de dehesas abiertas, linderos y tierras de labor. Es muy frecuente verla en los caminos, subida encima de las paredes, alambradas o cables del tendido electrico. Presente durante todo el año en toda la región, se alimenta de pequeños insectos que localiza desde sus apostaderos. Actualmente es bastante frecuente y su población no se encuentra amenazada.

Totovía Lullula arborea
Aves esteparias
Totovía, Ángel Cañones

Del tamaño de un gorrión, aunque la he incluido en las aves esteparias, le gusta frecuentar los linderos de bosques y dehesas. Anida en el suelo y se alimenta tanto de insectos como de pequeñas semillas. Es muy común verla en lo alto de pequeños árboles emitiendo su canto característico. Ampliamente distribuida por toda la región, en la actualidad tampoco presenta problemas de conservación.

Triguero Miliaria calandra
Miliaria calandra
Triguero, Isaac Fdez Galisteo

Un poco mayor que un gorrión, es otra de las aves esteparias típicas. Ave de pico robusto, especializada en comer semillas aunque durante la reproducción también consume pequeños insectos. Es muy común observar su silueta en lo alto de postes o árboles secos cantando. Muy abundante en zonas de cultivo, pastizales, dehesas abiertas… también está presente por toda la región.

Agracedimientos nuevamente por estas fotos de aves esteparias a Alvaro de las Heras de Olive ecobirding, Jorge Lázaro, Isaac Fdez Galisteo, Manuel Martín y Mariano Cordero por las fotografías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *