Aves de montaña

Monticola saxatilis

En este post he decidido incluir las aves de montaña, pero también las rupícolas, que no necesariamente tienen por qué estar asociadas a cadenas montañosas.

Acentor alpino Prunella collaris
Aves de montaña
Acentor alpino, Álvaro de las Heras

Presente principalmente en las faldas de Gredos, se reproduce en matorrales y es una de las aves de montaña que habita en zonas de mayor altitud. Es bastante confiado, por lo que nos dejará acercarnos bastante. Se alimenta de invertebrados y se diferencia del acentor común por su característico collar blanco, especialmente presente con el plumaje recién mudado. También podemos localizarlo en las Villuercas, sierra de Tiros y las sierras centrales de Badajoz en invierno.

Acentor común Prunella modularis
Prunella modularis
Acentor común

De tamaño similar al acentor alpino, su distribución es mucho más amplia, ocupando altitudes más bajas que este en las sierras extremeñas. Frecuente en zonas de matorral y sotobosque presentes en las laderas de dichas sierras, la mayor parte de las poblaciones extremeñas son sólo invernantes. Hay dos núcleos reproductores interesantes en la zona norte de la provincia de Cáceres y en las Villuercas, pudiendo encontrarlo por todo el territorio durante los meses de invierno.

Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
Ptyonoprogne rupestris
Avión roquero, Álvaro de las Heras

De color más pardo que el avión común, anida en cortados rocosos y acantilados y es la única especie de su categoría que no emigra a África en invierno. Lo incluyo dentro de las aves de montaña debido a su predilección por ecosistemas rocosos. Su hábitat lógicamente estará ligado a estas estructuras y los mejores puntos para observarlos son la sierra de Tiros, la zona de Puerto Peña, Monfragüe, la Vera y el vallde del Jerte. También es abundante en la zona de los Llanos de Cáceres, en la que suele hacer sus nidos en los puentes.

Avión zapador Riparia riparia
Riparia riparia
Avión zapador

Es el más pequeño de los aviones y acostumbra a anidar en grandes colonias en taludes arenosos de los ríos. De colores más apagados que el avión común, se identifica fácilmente por la banda que tiene en el pecho. También se alimenta de insectos que captura exclusivamente en vuelo y en invierno emigra a África. Su presencia es dispersa en la región y su población sufre grandes fluctuaciones. No obstante durante la época migratoria se pueden observar bandos de cientos de ejemplares de paso provenientes de países europeos.

Chova piquirroja Phyrrocorax phyrrocorax
Aves de montaña
Chova piquirroja

Especie de córvido únicamente presente en zonas de roquedos, riscos y sierras escarpadas. Un poco mayor una grajilla, se caracteriza por su pico y patas de color rojo. A diferencia de otros córvidos, su dieta se basa principalmente en invertebrados. En Extremadura es más bien escasa, pero podemos localizarla en Monfragüe, las Villuercas, sierras de Pela y Tiros y en la Campiña Sur.

Collalba gris Oenanthe oenanthe
Oenanthe oenanthe
Collalba gris, Mariano Cordero

A diferencia de la collalba rubia, las collalbas gris y negra las englobamos dentro de las aves de montaña. En Extremadura sólo la encontramos al norte de la provincia de Cáceres, siendo mucho más común en Castilla y León. De costumbres también insectívoras, se adapta a todo tipo de ambientes y se encuentra especialmente cómoda con la altitud, de ahí que podamos encontrarla en Gata, las Hurdes o Gredos.

Collalba negra Oenanthe Leucura
Oenanthe Leucura
Collalba negra, Álvaro de las Heras

La tercera y última especie de collalba presente en la península y en la región. Típica de zonas áridas, con escarpes rocosos o muros, su alimentación también es insectívora. Ligeramente mayor a sus parientes, su color negro la hace inconfundible. Se encuentra presente todo al año en la región y podemos observarla prácticamente por toda la comunidad.

Cuervo grande Corvus corax
Corvus corax
Cuervo grande, Ángel Cañones

Es el mayor córvido presente en la región y la península. Como todos ellos destaca por su gran capacidad de adaptación, tanto a nivel de hábitat como de alimentación. Es más abundante en las zonas en las que hay cortados de roca en los que anida, no obstante se adapta a cualquier ecosistema. También puede llegar a criar en grandes árboles o torres de construcción eléctrica. Su dieta es omnívora, se alimenta de todo lo que encuentra: pequeños animales, huevos, placentas, grano, frutos… Se distribuye por toda la comunidad, siempre que encuentre zonas propicias para anidar cerca.

Curruca zarcera Sylvia communis
Sylvia communis
Curruca zarcera

Pájaro muy pequeño cuyo macho se caracteriza por tener un «capirote» gris azulado. Tanto el macho como la hembra tienen la garganta blanca. Muy típico de los matorrales de montaña, se reproduce únicamente en las sierras del norte de Cáceres. Despues de la reproducción se distribuye por toda la región para acabar emigrando a África en invierno. Le gustan las zonas con mosaico de bosquecillos, matorrales, setos y prados en las cuales se alimenta de pequeños insectos.

Grajilla Corvus monedula
Corvus monedula
Grajilla, Álvaro de las Heras

Córvido del tamaño de una paloma, muy social acostumbra a desplazarse en grupos numerosos en su día a día. Muy oportunista, se aprovecha de cualquier tipo de comida que pueda encontrar: insectos, pequeños reptiles, roedores, frutos… Acostumbra a anidar en iglesias, cortijos y edificios antiguos con oquedades. Pese a haberla incluido dentro de las aves de montaña, su enorme capacidad de adaptación le permite estar presente en casi toda la región, siendo especialmente abundante en la sierra de Tiros, las sierras centrales de Badajoz, la sierra de Pela y la zona del azud de Badajoz.

Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca
Aves de montaña
Papamoscas cerrojillo

Pequeño pajarillo con el pico muy fino cuyo macho es característico por sus colores blancos y negros. Cría en las zonas forestales de los macizos montañosos, por encima de los 1000 metros. En Extremadura por tanto sólo cría en Gredos, aunque luego se distribuye por toda la región. Se alimenta de pequeños insectos que acecha desde árboles o arbustos que le sirven de atalaya. Su población está en pequeño declive por diversos factores entre los que se encuentran un hábitat fragmentado y una gestión forestal que no le favorece.

Pechiazul Luscinia svecica
Luscinia svecica
Pechiazul

Inconfundible por el color azul de su garganta, este bello pajarillo se reproduce únicamente en Gredos, por encima de los 1800 m. Selecciona ambientes alpinos en los que haya mosaico de matorrales, bosquecillos y prados. En Extremadura tenemos 2 poblaciones, la invernante que viene del Norte de Europa y la sedentaria. Es una especie bastante escasa, no obstante además de en Gredos, podemos observarla en Vegas Altas del Guadiana o Almaraz en invierno. Se alimenta principalmente de insectos aunque complementa su dieta con semillas y algunos vegetales.

Roquero rojo Monticola saxatilis
Aves de montaña
Roquero rojo, Imran Shah

Una de las 2 especies de roquero presentes en Extremadura, cuyos colores son inconfundibles, especialmente en los machos adultos. Muy escaso tanto en la península como en Extremadura, su hábitat ideal son los matorrales de alta montaña (siempre por encima de los 1000m) con escaso arbolado. Es un ave estival en la península, y se alimenta de insectos. La zona del Sistema Central, Villuercas y Monfragüe son los mejores puntos para observarlo.

Roquero solitario Monticola solitarius
Aves de montaña
Roquero solitario, Mariano Cordero

Este ave del tamaño de un zorzal destaca por sus colores azules. Habitante típico de zonas de sierra, gusta mucho de frecuentar los roquedos, ruinas, murallas, castillos y demás edificios localizados a cierta altitud. Se alimenta de pequeños invertebrados llegando a cazar también pequeñas lagartijas. Las sierras de Tiros, Pela, sierras centrales de Badajoz, Villuercas, cortados del embalse de Alcántara, Monfragüe y la Vera son zonas en las que es habitual.

Vencejo real Apus melba
Aves de montaña
Vencejo real, Álvaro de las Heras

El más grande de los vencejos, se caracteriza por su vientre blanco lo cual le hace inconfundible en la distancia. Suele anidar cerca del agua, en huecos de puentes, grietas y cortados rocosos de ríos y embalses. En invierno emigra a África. En el muro del embalse de Alange se encuentra la mayor colonia reproductora de Extremadura. También podemos ver núcleos interesantes en la sierra de Pela, la ciudad de Badajoz, la sierra de las Villuercas o Monfragüe.

Agradecimientos a Ángel Cañones, Mariano Cordero y Álvaro de las Heras por las fotos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *